“Stickers COLECCIONABLES”

  • null
    La colección de stickers está creada por un álbum que ha de ser completado por el niño, pegando en él los stickers que va obteniendo.
  • null
    Los stickers pueden llegar al niño bien en paquetes de stickers, en unidades sueltas o acompañando (promocionando) terceros productos.
  • null
    El álbum puede existir físicamente, en papel, y además –o en su lugar- se puede hacer un álbum virtual para completar en internet:

    a. Álbum en papel: detrás del sticker aparece un número que identifica el lugar del álbum donde irá pegado.

    b. Álbum virtual: el sticker tiene un código único que lo identificará para poder meterlo en el álbum virtual.

  • null
    El público de este tipo de colecciones va (dependiendo de la colección que se utilice) desde el infantil (4 años) hasta el preadolescente (10/12 años). Y es válido tanto para niñas como para niños.
  • null
    Tiene la ventaja de que puede considerarse como un regalo barato para el niño (concepto de juguete de bajo precio) que tiene un bajo impacto en la economía familiar.
  • null
    El juego empieza con la compra ya que el niño nunca sabe el trading cards que le va a tocar, (concepto de sobre sorpresa y la emoción con cada compra)
  • null
    Gracias al poco texto y números que aparecen en los cromos junto a sus personajes favoritos, se estimula al niño para reforzar su aprendizaje de los números y la lectura. Además pueden realizarse colecciones educativas sobre diversos temas de interés de los niños.
  • null
    El álbum coleccionable invita a los niños a “jugar” hasta completarlo, de manera que se refuerza la capacidad de los niños para tener perseverancia. Incluso algunas colecciones tienen premios especiales para aquellos que completan la colección.
  • null
    La posibilidad de cambiar los stickers repetidos de cada niño les invita a relacionarse con otros niños que tienen intereses similares y hace que interactúen con ellos motivando las relaciones sociales saludables desde niños.